16/3/17

César Millán de El Líder de la Manada: "El ser humano no sabe de perros"





César Millán de El Líder de la Manada: "El ser humano no sabe de perros"

El conductor del programa de Nat Geo que enseña a las personas a relacionarse de un modo adecuado con sus canes, asegura: "El concepto de que una raza pura es mejor es un concepto erróneo"

"El perro sí es el mejor amigo del hombre, pero el hombre no es el mejor amigo del perro", dice convencido al teléfono desde España César Millán. El mexicano es especialista en animales y se ha hecho un nombre en la TV gracias al programa El encantador de perros de Animal Planet y en estos días se le puede ver en la TV de pago en El líder de la manada de Nat Geo.

El entrenador, que ha hecho gran parte de su carrera en Estados Unidos, ha dedicado gran parte de su vida a ser entrenador de estos animales y con El líder de la manada busca seguir enseñando a las personas cómo conseguir una mejor relación con esta mascota que, para Millán, lo ha ayudado por años, ya sea en la caza, acompañándolo o cuidando a su familia.

A pesar de esta estrecha relación entre ambas especies, Millán asegura: "El ser humano no sabe de perros" y que eso puede traer serias consecuencias. "El perro sólo sufre desbalances cuando vive cuando no prioriza las necesidades del perro. El perro sabe lo que el humano quiere, peor el humano nunca sabe lo que el perro necesita", dice el experto sobre los problemas de comportamiento y convivencia que puede mostrar un can.

Pero no sólo este desconocimiento afecta la relación. "El concepto de que una raza pura es mejor, concepto erróneo", dice Millán antes de explicar que su trabajo se enfoca en enseñar y a las personas que tener un perro en casa es satisfactorio sin importar su origen. "Quiero que el público se acostumbre a ver a un perro que no tiene raza, pero tiene un corazón de oro", dice y agrega: "Hay que traer a la sociedad la idea de que todos son perros y te pueden ayudar a cuidar a tu familia y darte compañía". 

Algo parecido pasa con la concepción que tener un perro abandonado puede ser más difícil que criar uno desde pequeño: El perro al que se le dio la chance es muy agradecido: nadie lo quiere, pasa de casa en casa, de perrera en perrera. Cuando un perro que ha vivido esas fases en su vida y finalmente se le da esa aceptación, el agradecimiento pasa a ser parte de una relación a diferencia de uno criado desde chiquito, a veces mal criado, porque se le enseña otra forma de ser".

De todos modos, Millán aclara que aprender de canes y conocer de técnicas de entrenamiento y hábitos no garantiza una convivencia perfecta, sino que antes de elegir a un perro se debe comprobar la compatibilidad, con un período de prueba: "Es ideal que dejaran tenerlo por dos o tres días", dice. "Cuando un perro te empieza a seguir eso son buenas noticias", asegura.

El líder de la manada estrena nuevos capítulos cada jueves a las 21 horas por Nat Geo.

14/10/16

Los beneficios de la castración de perros y gatos [14-10-16]


.
Los beneficios de la castración de perros y gatos

Una de las decisiones más importantes que deben tomar los dueños de perros y gatos sobre la salud de los animales se trata de la esterilización o castración. En la mayoría de los casos, la decisión de castrar o esterilizar a la mascota trae muchos beneficios a la salud del animal.

En los gatos y perros machos, la castración consiste en remover los testículos del animal. Para las hembras, la esterilización involucra remover los ovarios y el útero. Al remover estos órganos se elimina la producción de estrógenos en la hembra y de tetosterona en el macho, lo que en la mayoría de los casos trae una mejoría en la salud y en la calidad de vida de la mascota.

Mejorías en salud

En las hembras, la esterilización es el método más sano y efectivo para evitar el embarazo.

“Con la estirilización se evitan una serie de patologías como la piometra, quistes y tumores ováricos y los tumores mamarios”, dijo el Doctor Veterinario Pedro Ferrer. Cuando la esterilización se da antes del primer celo, las posibilidades de prevención de infecciones uterinas y de cáncer de mama son mayores.

Por otro lado, muchos veterinarios no recomiendan el uso de las vacunas anticonceptivas, lo cual “no es recomendable por la cantidad de efectos nocivos para el tracto genital”, agregó el veterinario.

Luego de la castración, los machos disminuyen o pierden su líbido, con lo cual se evitan los problemas inherentes a esto. “Varias patologías prostáticas desaparecen con la castración”, agregó el Dr. Ferrer. Esto puede incluir el cáncer de próstata.

Mejorías en calidad de vida

Los cambios de comportamiento son comunes luego de la castración o esterilización en el animal.

Los gatos y perros machos disminuyen sus deseos de salir a buscar pareja y escaparse de la casa, disminuyendo a su vez sus chances de extraviarse, ser robados, o ser atropellados por un vehículo. También dejan de “marcar su territorio” rociando orina de fuerte olor por toda la casa. Muchos problemas de agresión pueden ser evitados con la castración temprana del animal.

Luego de la esterilización, las hembras dejan de entrar en celo, evitando el sangrado periódico y las molestias relacionadas, como la atracción de animales machos a la casa. Las hembras no necesitan ser aisladas por varios días cuando estas se encuentran en celo. Por otro lado, los animales generalmente se tranquilizan y se vuelven más guardianes.

Control de población de mascotas

La castración y la esterilización no solo ofrece beneficios a la salud y el bienestar de los perros y gatos sino también se constituye en una herramienta importante para controlar la población de animales.

Miles de perros y gatos se encuentran en situación de calle, corriendo constante peligro de desnutrición y accidentes, entre otros males. Con una buena campaña de esterilización y castración, se podrían reducir considerablemente la cantidad de animales abandonados en la interperie de las calles.

“La castración es un arma más con la que contamos para el control de la natalidad y evitar varios otros problemas”, concluyó el Dr. Ferrer. Sin embargo, esta recomendación varía con cada caso y cada paciente en particular y de acuerdo al criterio del profesional veterinario.