14/10/16

Los beneficios de la castración de perros y gatos [14-10-16]


.
Los beneficios de la castración de perros y gatos

Una de las decisiones más importantes que deben tomar los dueños de perros y gatos sobre la salud de los animales se trata de la esterilización o castración. En la mayoría de los casos, la decisión de castrar o esterilizar a la mascota trae muchos beneficios a la salud del animal.

En los gatos y perros machos, la castración consiste en remover los testículos del animal. Para las hembras, la esterilización involucra remover los ovarios y el útero. Al remover estos órganos se elimina la producción de estrógenos en la hembra y de tetosterona en el macho, lo que en la mayoría de los casos trae una mejoría en la salud y en la calidad de vida de la mascota.

Mejorías en salud

En las hembras, la esterilización es el método más sano y efectivo para evitar el embarazo.

“Con la estirilización se evitan una serie de patologías como la piometra, quistes y tumores ováricos y los tumores mamarios”, dijo el Doctor Veterinario Pedro Ferrer. Cuando la esterilización se da antes del primer celo, las posibilidades de prevención de infecciones uterinas y de cáncer de mama son mayores.

Por otro lado, muchos veterinarios no recomiendan el uso de las vacunas anticonceptivas, lo cual “no es recomendable por la cantidad de efectos nocivos para el tracto genital”, agregó el veterinario.

Luego de la castración, los machos disminuyen o pierden su líbido, con lo cual se evitan los problemas inherentes a esto. “Varias patologías prostáticas desaparecen con la castración”, agregó el Dr. Ferrer. Esto puede incluir el cáncer de próstata.

Mejorías en calidad de vida

Los cambios de comportamiento son comunes luego de la castración o esterilización en el animal.

Los gatos y perros machos disminuyen sus deseos de salir a buscar pareja y escaparse de la casa, disminuyendo a su vez sus chances de extraviarse, ser robados, o ser atropellados por un vehículo. También dejan de “marcar su territorio” rociando orina de fuerte olor por toda la casa. Muchos problemas de agresión pueden ser evitados con la castración temprana del animal.

Luego de la esterilización, las hembras dejan de entrar en celo, evitando el sangrado periódico y las molestias relacionadas, como la atracción de animales machos a la casa. Las hembras no necesitan ser aisladas por varios días cuando estas se encuentran en celo. Por otro lado, los animales generalmente se tranquilizan y se vuelven más guardianes.

Control de población de mascotas

La castración y la esterilización no solo ofrece beneficios a la salud y el bienestar de los perros y gatos sino también se constituye en una herramienta importante para controlar la población de animales.

Miles de perros y gatos se encuentran en situación de calle, corriendo constante peligro de desnutrición y accidentes, entre otros males. Con una buena campaña de esterilización y castración, se podrían reducir considerablemente la cantidad de animales abandonados en la interperie de las calles.

“La castración es un arma más con la que contamos para el control de la natalidad y evitar varios otros problemas”, concluyó el Dr. Ferrer. Sin embargo, esta recomendación varía con cada caso y cada paciente en particular y de acuerdo al criterio del profesional veterinario.


14/4/16

Mascotas terapéuticas [14-4-16]



Mascotas terapéuticas


La simple compañía de animales domésticos ayuda al ser humano. Desde distintos sectores ofrecen los fundamentos y alientan a su protección.


JOSÉ CORREA


Las mascotas suelen ser parte de la familia. Tienen un lugar determinado para dormir y comer. Por lo general, la sola presencia de un animal en casa aporta un beneficio que a veces pasa desapercibido y otras no tanto. Ayuda a combatir la soledad, es amigo de aventuras, alegra los momentos de tristeza y también suele ser la alarma que llama la atención en momentos de peligro.

Es por eso que hay que tenerlos muy en cuenta, porque aportan a la buena salud. Así lo sugieren la psicóloga Mónica Oliveros (MP256), el veterinario Marcelo Tassara, Abigail Cruz, criadora y entrenadora de perros de competencia y Negui Muñoz, miembro de la Agrupación Protectores de Animales APA.

En el ranking de mascotas, los más comunes en los hogares son los perros y luego los gatos. Luego están las aves, dicen desde las entidades protectoras de animales.

Todos los animales aportan tan sólo con su compañía, beneficios para la salud de las personas sin límites de edad, es decir, desde un niño, pasando por un joven hasta llegar a los ancianos.

La psicóloga Mónica Oliveros explica que "en los animales no se da esa ambivalencia de amor-odio con la que se ve teñida la vida afectiva de los seres humanos. Las mascotas no necesitan confrontar permanentemente sus instintos y deseos con la razón (que generalmente censura o limita, causando en las personas culpas, ansiedades, etc.); ellas no cuestionan, fluyen en sus vidas y se entregan en la relación con sus amos con total sencillez".

Agrega que, "se puede hablar de la importante estimulación que representa en el desarrollo de los chicos ya que comparten una gran empatía que les permite expresar y resolver conflictos emocionales a través de su relación. El juego y el contacto corporal contribuye al desarrollo y ejercicio de destrezas motoras, lo que genera mayor conciencia y dominio corporal. Al ser una fuente permanente de afecto aumenta en los niños la autoestima, la aceptación, reduce la ansiedad y el estrés. Ayuda a ejercer la responsabilidad al tener que hacerse cargo de su cuidado, alimentación y salud".

Desde hace tiempo ya, algunos animales se consideran co-terapeutas en las llamadas zooterapias, en las que interactúan seres humanos y animales (comunmente se trabaja más con caballos, perros, gatos y delfines).

Por ejemplo en el tratamiento de niños autistas, los animales actúan como facilitadores o canalizadores de expresiones emocionales de estos chicos, cuya dificultad esencial se centra en el contacto o interacción social. Con los animales ellos pueden establecer contacto físico sin temor y consiguen expresar a través del cuerpo emociones curativas como la alegría,amor, risas, confianza ,logrando mejoras notables.

La profesional dice que en el caso de los ancianos que se entregan al cuidado de una mascota se revitalizan y animan, ya que el sólo hecho de sacarlas a pasear los ayuda a ejercitar, a entablar relaciones, a disfrutar del sol y el aire libre. Además aumenta en ellos la sensación de utilidad y son un gran paliativo para combatir la soledad. Por ello es recomendable llevar de visita mascotas a los hogares de ancianos.

Los perros y otros animales domésticos pueden ayudar a enfermos con sólo estar presentes y robarles una sonrisa, ya que se distraen de su dolor y segregan endorfinas que mejoran su estado de ánimo favoreciendo el proceso de recuperación, concluye Oliveros.

Cómo elegir la mascota

Para el veterinario Marcelo Tassara, especialista en la atención de perros y gatos, la elección de la mascota depende de varios factores, el espacio que tienen en la casa, porque si le gustan los perros grandes y la familia vive en un departamento no es conveniente. Lo mismo si hay en el hogar niños pequeños. "Por suerte se está pasando la moda de tener como mascotas a animales exóticos. Esto es por las distintas campañas que se han hecho, porque hay animales que no son mascotas y no pueden estar en una casa".

Las mascotas en casa requieren de cuidados y respeto. Además, tienen sus derechos ganados y una virtud especial: ayudan a sanar el alma.
 

.

13/4/16

Entérate Cuida la salud bucal de tu perro




Entérate Cuida la salud bucal de tu perro

Problemas que pueden parecer sencillos como el sarro o las encías inflamadas pueden desembocar en serias enfermedades del corazón y en los riñones

¿Sabías que un perro también necesita cuidados dentales y bucales? Es muy común que los dueños lleven a sus mascotas al Veterinario cuando éstos presentan desprendimiento de dientes o sangrado de encías, cuando por lo general  se pueden prevenir estas condiciones con una rutina de cuidado dental adecuada. Para ello se necesita de un cuidado conjunto en casa, así como con el Veterinario.


Para el cuidado en el hogar se necesita:

*Un cepillo de dientes o un dedal 

*Pasta dental

*Ambos deben ser diseñados especialmente para perros y los puedes encontrar en cualquier tienda de mascotas o bien consultar al Médico Veterinario

*Idealmente la rutina del cepillado se debería de realizar diariamente, mas al menos hazlo cuatro veces a la semana.

Fíjate bien si tu perro comienza a presentar ciertos síntomas, como mal aliento, piezas rotas o pérdida de estas, así como cualquier anomalía en las encías. En caso de detectar cualquiera de los anteriores, acude al Veterinario para que te asesore sobre lo qué deberás  hacer para prevenir que estos síntomas se compliquen.

Incluso si tu perro no presenta aparentemente ningún problema, es muy importante que lo lleves al Médico Veterinario, al menos una vez cada seis meses para que el experto revise la salud bucal de tu mascota.  

Los médicos suelen hacer limpiezas dentales para eliminar el sarro que está debajo de las encías, o bien, extraer piezas que le estén ocasionando problemas a tu mascota.

Las enfermedades bucales de los caninos les causan sensibilidad, molestias al comer, tumores e incluso serias enfermedades en pulmones, riñones y el corazón, según el sitio Súpercachorros.

 

No olvides:

*Si tienes más de un perro, cada uno deberá contar con sus propios utensilios de limpieza bucal

*No usar productos que no están diseñados para ellos, pues podrías afectar su salud

*No intentes quitar el sarro sin la ayuda o asesoría de un profesional

*Llevar a tu perro al Veterinario al presentarse cualquier anomalía

*Preguntar al experto cualquier duda que tengas acerca del cuidado de tu mascota

9/4/16

La mejor mascota para la piel de los niños




La mejor mascota para la piel de los niños

Laura Tardón | Madrid

Tener un perro como mascota no sólo puede ser divertido sino que además reduce el riesgo de sufrir algunos eccemas. Sin embargo, el efecto de los gatos parece ser contrario, aumentan las probabilidades de desarrollar esta afección de la piel.

Un grupo de científicos de la universidad y del Hospital infantil de Cincinnati (Estados Unidos) analizó los casos de 636 niños (hasta los cuatro años) que tenían un 'alto riesgo' a desarrollar alergias, ya que uno o sus dos progenitores padecían alguna. El objetivo era evaluar el papel de 15 aeroalérgenos en el desarrollo de este trastorno, además de valorar en qué medida influía haber tenido un animal de compañía, como el perro o el gato.

Esto último fue lo que más les llamó la atención a los investigadores. Observaron que "los pequeños que habían dado positivo en las pruebas de alergia a los perros tenían menos riesgo de desarrollar los eccemas derivados de dicha sensibilización si durante el primer año de vida habían tenido su propio perro en casa". Por el contrario, según la principal autora de este trabajo, Tolly Epstein, "los niños con esta alergia que no habían vivido con perros en este tiempo tenían un riesgo cuatro veces mayor de presentar esta afección dermatológica".

Esto no significa que la compañía del perro siempre sea positiva. "En los menores que ya han desarrollado alergia a estos animales, no es aconsejable tener la causa tan cerca, ya que puede convertirse en asma", advierte Marcel Ibero, presidente de la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica (SEICAP). "Sólo en los pequeños atópicos (aquellos en los que es probable que la alergia se exprese, aunque aún no lo haya hecho), tener un perro en casa disminuye el riesgo de sensibilización y de eccema", añade.

Esta condición de la piel es uno de los síntomas de alergia más frecuentes, junto con la congestión y el lagrimeo. "Es una lesión inflamatoria de la dermis que da muchos picores y que en el niño tiene una distribución muy típica en la cara, justo por debajo de la nariz y la barbilla. También sale en las zonas con pliegues, sobre todo en los codos y las rodillas", explica el doctor Ibero.

Los investigadores de Cincinnati concluyeron, además, que no vale cualquier mascota como protector contra los eccemas. "Los niños que habían tenido gato durante su primer año de vida y después desarrollaron alergia a dicho animal tenían un riesgo 13 veces mayor de presentar eccemas la piel". Como explica el experto en pediatría y alergología, "el felino es más agresivo como alergeno que el perro. La alergia depende de una proteína que eliminan a través de la saliva y, como los gatos se lamen mucho, dejan su saliva en el pelo".

También es cierto, agrega Epstein, que "los niños que tenían este animal y que no sufrían esta alergia, no presentaban problemas en la piel". En base a todos estos encuentros, sugiere la responsable del estudio, "los padres pueden elegir a su mascota ideal".